miércoles, 24 de enero de 2018

Los ciberlincuentes robaron 146.300 millones de euros en 2017



 Casi la mitad de la población adulta online de España, unas 16,2 millones de personas, se han visto atacadas cibernéticamente en 2017, con un coste de 1.750 millones de euros.
Hemos hablado largo y tendido sobre el auge creciente de la ciberdelincuencia en los últimos tiempos. Pero, y si bien es relativamente sencillo contabilizar el número de campañas que hemos sufrido en empresas y particulares a lo largo y ancho del planeta, no lo es tanto estimar el impacto económico que los ciberdelincuentes han causado.
Un buen acercamiento a estas cifras imposibles es el que aporta un estudio de Norton, según el que las amenazas informáticas afectaron a 978 millones de consumidores en 20 países del mundo durante 2017, con un valor estimado de 146.300 millones de euros en activos robados. Si centramos el tiro en España, nos encontramos con que 16,2 millones de ciudadanos patrios se han visto comprometidos en el último año. Además, los españoles han perdido más de 1.750 millones de euros -65,53€ por víctima- en los últimos doce meses a causa del cibercrimen. Cada víctima, además, perdió 22,1 horas (casi tres jornadas de trabajo) a consecuencia de los actos cometidos por los hackers.
¿Qué hay detrás de estas mayúsculas cifras de ciberdelincuencia? Pues, contrariamente a lo que nos podamos pensar, la mayoría de estas amenazas no se han producido gracias a una campaña técnicamente avanzada, sino aprovechando vacíos de seguridad de lo más básico. Por ejemplo, las víctimas del cibercrimen admiten haber compartido al menos una de sus contraseñas con otras personas (algo que hace el 36 %, frente al 20 % de las no víctimas), echando así por tierras sus esfuerzos de seguridad. Incluso en caso de utilizar contraseñas distintas, las víctimas del cibercrimen tienden a guardarlas en un archivo en su dispositivo en casi el doble (12 %) de ocasiones que las no-víctimas (7 %).
Y, cual paradoja del destino, mientras aumenta el cibercrimen también se incrementa nuestra sensación de seguridad online. ¿Suena absurdo? Así es el ser humano y así lo constatan los datos de este informe: el 35 % de las víctimas españolas del crimen online han ganado confianza – pese a experiencias previas que han vivido– en su habilidad para proteger sus datos e información personal frente a futuros ataques, y el 30 % piensa que el riesgo de convertirse en víctima de los ciberdelitos es bajo o muy bajo.

Los delitos digitales más comunes en España

  • El 56% ha sufrido la infección por malware de alguno de sus dispositivos
  • Una de cada dos víctimas (51 %) ha visto su conexión Wi-Fi doméstica crackeada sin su permiso.
  • El 37 % vio comprometida su información personal como resultado de una fuga de datos.
  • El 39 % de los consumidores españoles proporcionó información personal o bancaria al responder a un correo electrónico fraudulento.
  • Un tercio fue engañado en compras online fraudulentas.
  • El 37 % cayó en estafas de soporte técnico falso.


Checa esto

¿Que temas debe de haber en la pagina?

Posts Populares

Popular Posts

Recent Posts