miércoles, 18 de abril de 2018


Linux es un sistema operativo poco uniforme, con distribuciones para todos los gustos, desde las más complejas y avanzadas hasta otras pensadas para principiantes. Es este público objetivo precisamente, el de los recién llegados, el que podría estar interesado en instalar una distribución de Linux parecida a Windows.
La estética de Windows se ha mantenido casi inalterable en los últimos 20 años, aunque con cambios importantes en Windows 10. Para ser exactos, Windows XP y W7 hicieron que cientos de millones de personas en todo el mundo se acostumbraran a un escritorio e intefaz realmente intuitiva y sencilla, de ahí su éxito.

Ahora muchos quieren continuar utilizando esta interfaz, simple y conocida. Por eso a la hora de cambiarse de sistema operativo buscan uno en el que sentirse como en casa, una distro de Linux parecida a Windows, al menos en el aspecto estético.
Para esto, son necesarios varios elementos, como por ejemplo un menú de inicio desplegable en la zona inferior izquierda, el reloj a la derecha o un sistema de ventanas ordenadas en la barra inferior. No ocurre lo mismo en todas las versiones de Linux, que son tan dispares como entornos de escritorio hay.
Según el entorno de escritorio que elijas, tendrás una interfaz u otra. De los tres entornos más parecidos a Windows que hay en Linux quizás destacan Cinnamon, XFCE o LXDE, todos incluidos en decenas de distribuciones al alcance de cualquiera.
Esta son algunas distribuciones de Linux con estética Windows, al menos en algunos de sus elementos.

4. Linux Mint Cinnamon

A la hora de elegir las mejores distribuciones de Linux para este año, no lo dudamos: Mint está entre las mejores, especialmente en su versión con escritorio Cinnamon. El resto también está bastante bien, sobre todo la XFCE, pero Cinnamon tiene algo que nos hace sentirnos cómodos al manejar su escritorio.
El funcionamiento es excepcionalmente fluido y todo funciona como debería, que ya es mucho pedir. Además, si buscas algo parecido a Windows XP, esta es tu distribución perfecta. Tiene todos los elementos que se le podría pedir a una distribución para dar el cambiazo al sistema operativo de Microsoft, y también algo más.
Una de las mejores cosas que tiene Mint es su centro de software. A diferencia de lo que ocurre en Ubuntu -donde por desgracia el centro oficial de apps falla más de lo que debería- es que las instalaciones son sencillas, rápidas y casi nunca dan errores. Una vez más: ya es mucho pedir.
Es un buen primer paso para empezar en el mundo Linux. La puedes descargar desde su web.

Checa esto

¿Que temas debe de haber en la pagina?

Posts Populares

Popular Posts

Recent Posts